La política meditada en un mundo hiperconectado


Originamente publicado en VLC News.

image

«Casi sin darnos cuenta, la política ha ido perdiendo (o expulsando) a sus más brillantes pensadores, renunciando a hacerse preguntas profundas, para ofrecer respuestas superficiales, de manual. Sin sentido. Eso es lo que nos aleja del sentimiento de las personas, la ausencia de sentido y profundidad de muchas prácticas y políticas públicas que parecen incapaces de comprender la complejidad y el vacío que provoca una política sin espíritu.» (Antoni Gutierrez Rubí, Filopolítica, p. 28).

No estudió filosofía, no ha hecho un máster en ética política y moral; de hecho, despunta en el panorama político español como asesor político y de comunicación. Crea opinón. Sin embargo, este párrafo, a mi parecer resume gran parte de la raíz de la crisis política que vive España. Antoni, hace referencia al déficit alarmante de reflexión.

A diario todos y todas disfrutamos y sufrimos el vertiginoso ritmo de las sociedades avanzadas. Disfrutamos de las ventajas de la conectividad, de un mundo «a un clic» y sufrimos las desventajas y perjuicios de la hiperconectividad, de la vida «en base a clics». Yo mismo lo sufro. A veces me planteo cuánto tiempo pierdo surfeando, tirando del hilo de Internet y quedando fascinado por la cantidad de recursos que la red ofrece; la fascinante plaza del pueblo que puede llegar a ser Facebook, la explosividad de una red social como twitter o la plasticidad y creatividad de plataformas como YouTube, Vine o Instagram. Es fascinante. Sin embargo, ¿cuándo nos bajamos del carro para reflexionar?

Dado que la publicación se llama de la misma manera que mi blog (Filopolítica), creí necesario leerla. He de decir que comparto plenamente el espíritu de la misma: la necesidad de transitar (o volver) hacia una la política meditada, un política fruto de la reflexión y de una actitud filosófica. El ser humano es propenso a herrar en sus decisiones; siempre lo ha sido. No obstante, hoy en día esta tendencia se multiplica exponencialmente. La cantidad de noticias a las que hay que reaccionar, la cantidad de denuncias a las que hay que dar solución y la inmediatez de lo virtual, convierten la política en una actividad manca de reflexión y, por tanto, imprecisa e incluso perniciosa para la sociedad en su conjunto.

Muchas decisiones de carácter negativo tienen su origen en lo que se llama ‘mala fe’, otras en la pura y simple ignorancia y otras – muchas otras, opino – tienen su origen en falta de reflexión, valoración de pros, contras y consecuencias tanto en el corto como en el largo plazo. La falta de ideas, la miopía política y la repetición de discursos en muchas ocasiones caducos son resultado, tanto de la ineptitud, como de la falta de voluntad, pausa y reflexión.

logo ntutumu banner

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Fernando Ntutumu Sanchis está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Anuncios

One thought on “La política meditada en un mundo hiperconectado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s